Todas las entradas de: Redacció

Nuestra urbanización da pena

El ayuntamiento parece que nos tenga abandonados

La urbanización de Sant Marçal se encuentra en un estado: falta de limpieza, falta de conservación y mantenimiento, obras abandonadas a medio construir, solares de titularidad municipal sin desbrozar, etc.; a lo que hay que añadir otros problemas que vienen de mucho tiempo atrás, como los del pésimo servicio de suministro de agua, a cargo de la concesionaria, Aguas Término de Marratxí o la escasa vigilancia policial, por ejemplo. Son tantas cosas que más que de descuido, habría que calificar la situación actual como de total abandono por parte del ayuntamiento de Marratxí.

No es de recibo que, con los impuestos que pagamos los vecinos y los comercios de nuestro barrio, tengamos unos servicios tan deplorables. Y, por favor, que no nos vengan otra vez con lo de que usemos la Línea Verde. Una cosa es que este servicio esté accesible para que podamos notificar alguna incidencia, pero que no se equivoquen nuestros autoridades municipales, que es su obligación el vigilar y detectar desperfectos y suciedades o necesidad de repintado de pasos de peatones, no la nuestra. Que si no vamos con cuidado, no sea cosa que lo siguiente sea decirnos que lo arreglemos nosotros mimos. Ya puestos…

Que no se confundan, tanto los políticos, cargos electos y sustituibles cada cuatro años, como los funcionarios y personal laboral, están al servicio de la ciudadanía y no al revés y es que algunos de ellos parece que esto no lo tienen claro.

También es cierto, y todos lo sabemos, que hay algunos vecinos y otros que solo están de paso, que no saben vivir en comunidad y que se creen que la calle es suya y pueden ensuciarla o romper los contenedores (o llenarlos de desperdicios que no proceden, como los restos de poda o de siega del césped, cuando no dejar todo tipo de deshechos en el suelo delante o detrás de los propios contenedores) o dejar perros sueltos y excrementos en cualquier acera o calzada o ir en coche en contra dirección o aparcar dónde no está permitido u ocupando dos plazas de aparcamiento y un largo etcétera.

Pero precisamente esto también es responsabilidad de nuestro ayuntamiento, vigilar para que no lo hagan y sancionar, sin contemplaciones, a quien lo haga.

Como prueba de que no estamos exagerando os dejamos una muestra de fotos que hemos tomado estos últimos días en la urbanización.